Todo lo que debes de saber sobre el cultivo de interior de la marihuana

Se trata de crear un entorno cómodo, en el cuál haya unas condiciones de temperatura y humedad optimas

Os volvemos acercar los conocimientos de nuestro tester Adryc Manëllson que escribe periódicamente en el portal digital cannabis.es sobre consejos de cultivo cannábico. En esta ocasión habla sobre el cultivo de marihuana en interior. Su terreno, y donde ha probado todas las variedades de Buddha Seeds, incluso podéis ver el álbum de Kraken en cultivo de interior que tenemos en nuestra Fan Page de Facebook. Todo un profesional del cultivo cannábico. Y donde está aportando cada semana en el portal, independiente, cannabis.es multitud de consejos para aquellos que se inician en este maravilloso terreno.

Cultivo de interior
Cultivo de interior

El cultivo de marihuana en interior como su propio nombre indica es el cultivo que se realiza  tanto en un cuarto de cultivo o en un armario de cultivo o indoor. Tanto  por las formas de cultivo que se elijan, los principios de cultivo de cultivo son muy similares, sino idénticos.

Se trata de conseguir y crear un entorno cómodo, en el cuál haya condiciones de temperatura, humedad que conformen lo más similares posible a la naturaleza en la cual nuestras plantas crecen en su origen.

En los últimos años, se ha ido popularizando los sistemas y técnicas de cultivo de marihuana en interior. Los sistemas de iluminación y ventilación artificial, para conseguir y crear un espacio similar lo más posible al natural, y cada día son más eficientes y asequibles.

La forma para conseguir que nuestro cuarto de cultivo sea eficiente y en él nuestras plantas crezcan sanas y hermosas, consiguiendo esos cogollos grandes y prietos, llenos de resina que tanto deseamos es sencilla, así que hoy hablaremos un poco de lo principal, y más adelante iremos profundizando en los principios básicos del cultivo de interior.

Las partes de cultivo de interior

Hay dos tipos de cuartos de cultivo: El integral, como yo lo llamo, que es aquél en el que plantamos nuestras plantas directamente en contenedores, bien el suelo o en mesas elevadas, y con diversas luminarias, y el cuarto de cultivo modular, mediante la colocación de uno o varios indoor dentro de la habitación elegida.

Kraken en cultivo de interior por Adryc Manëllson
Kraken en cultivo de interior por Adryc Manëllson

Una vez explicado esto vamos a escoger la ubicación de nuestro cuarto, según la disponibilidad de nuestra casa. Que tenga ventana es aconsejable por el tema de aireación, pero tiene el inconveniente de las posibles filtraciones de luz. Con el consecuente perjuicio en el desarrollo de nuestras plantas, como hacia el exterior, no afectaría el cultivo, más podría levantar sospechas entre los vecinos y alertar a la policía.

Adecuada ventilación

A más plantas por habitación, más ventilación necesitan. Las plantas respiran a través de sus hojas. Por ellas eliminan el CO2, si la ventilación de la habitación no es la adecuada, los poros de las hojas se obstruirán y nuestras plantas se morirán. La entrada del aire debe ser casi el doble que la de la salida, por lo que la habitación se llenará de aire fresco muy rápido, y en caso necesario podremos bajar más rápido la humedad o la temperatura demasiado elevadas.

Deberemos poner filtros en la entrada de aire para evitar la entrada de mosquitos y otras suciedades y también en la de salida, este último para evitar la salida de olores que nos delaten.

A ser posible, debe estar orientado al N. Oeste, pues en verano no recibirá tanta luz solar directa y la temperatura y la temperatura ambiente no subirá tanto. Deberemos acondicionar nuestro cuarto de cultivo para mantener óptimos resultados, la habitación debe ser blanca o bien cubierta por un plástico reflectante.

Iluminación

Las lámparas de sodio de alta de presión son perfectas para el cultivo interior. Dependiendo de la dimensión de la habitación puedes usar una o varias lámparas de 400 o 600 watios. La elección debe hacerse pensando que las plantas  dentro de la habitación deben de quedar totalmente iluminadas.

A ser posible, todos los aparatos eléctricos, balastros y extractores deben estar fuera del cuarto. Los diversos aparatos eléctricos que usamos en el cultivo de interior no aceptan muy las humedades altas, pueden afectar a su rendimiento. Trabajan con una potencia y pueden producirse una desgracia.

Uno de los consejos importantes es que el cuarto de cultivo debe estar siempre limpio, bien si cultivamos directamente en él, o en uno o varios indoors dentro del mismo.

Kraken en cultivo de interior por Adryc Manëllson
Kraken en cultivo de interior por Adryc Manëllson

Los abanos que uséis para el cultivo no lo guardéis en el mismo cuarto de cultivo, ya que la temperatura es elevada y es perjudicial para la óptima conservación de dichos productos, y mucho más para los comerciales, que recomiendan unos parámetros de conservación entre 4° y 18̂° C más o menos. Otro caso es el de los abonos orgánicos como los que yo utilizo en mis cosechas a base de estiércol, algas, etc…

Últimas reflexiones

Si utilizamos toda la habitación para cultivo, nos limitamos bastante en nuestras opciones en la elección de variedades, tendremos que poner todas feminizadas o todas autoflorecientes. Por el contrario, si ponemos dentro de él, uno o varios indoors, las posibilidades aumentan exponencialmente. Es lo que llamaba antes cuarto de cultivo modular.

Escogiendo nuestro indoor o armario de cultivo

Existen multitud de tipos, tamaños y marcas de armarios de cultivos en el mercado. Y como os dije antes a veces lo barato sale caro. El calor que produce la luminaria afecta la calidad del tejido, que se dilata y deja filtrar la luz. En el post que escribió Adryc Manëllson sobre cultivo interior en la web de cannabis.es podéis seguir leyendo el ejemplo que ha querido compartir con todos los cannabicultores, incluyendo imágenes.