El cultivo de la marihuana: unos buenos principios

Tenemos que conocer la planta que vamos a cultivar, su fisiología y ciclos vitales

En Buddha Seeds queremos acercaros los conocimientos de nuestro tester Adryc Manëllson que escribe periódicamente en el portal digital cannabis.es sobre consejos de cultivo del cannabis.  Arrancamos con su primer artículo que escribió en cannabis.es  uno de los portales que se está convirtiendo en referente informativo, independiente, en actualidad cannábica nacional e internacional.  En este primer artículo Adryc Manëllson nos habla de la necesidad de conocer la planta, variedad, que vamos a cultivar, su fisiología y ciclos vitales, entre otras cosas.

Marihuana germinación
Marihuana germinación

Antes de empezar hablando sobre la planta de cannabis o cáñamo es importante conocer su historia, y desde cuándo se vincula la relación con el hombre.   Con el cáñamo su uso era variado desde tiempos remotos, ya que se aprovechaba para fabricar tejidos y cuerdas, además de su uso por los chamanes o sacerdotes en los rituales de sus diversos pueblos y culturas.

Por su parte, con la marihuana o cannabis es una planta originaria de Asia central, según los primeros datos, que gracias a su adaptabilidad y resistencia de la planta a los diferentes climas, fríos y cálidos, se propagó rápidamente a otras regiones del planeta debido a las migraciones de los diversos pueblos. Su uso principal se remonta como medicamento contra el dolor.

Ahora, haciendo un repaso a la historia de la planta, nuestro compañero Adryc Manëllson nos habla de la planta en sí:

Cannabis

El cannabis es una planta dioica, es decir, hay planta macho que dan flores y son productoras de polen y plantas hembra que también dan flores; los cogollos. En cambio, que sin son polinizadas por el polen de las plantas macho producen semillas.

En algunas ocasiones se producen plantas hermafroditas, es decir, plantas que tienen flores macho y hembra al mismo tiempo, en el que interfieren factores como estrés sobre el cultivo del cannabis.

Durante el ciclo del cultivo, las plantas pasan por diferentes fases:

Fase de germinación 

Esta fase es la comprendida en el que la semilla tarda en convertirse en plántula, pero para desarrollarse hasta ese punto, necesita unas condiciones adecuadas como temperatura, humedad y luminosidad. Lo normal es que tarde entre 2 a 7 días en germinar en condiciones óptimas de germinación (+/- 21ºC), pero puede lograrlo hasta con 32ºC de temperatura.

Es ideal que para lograr la germinación no haya luz y suficiente humedad (+/- humedad). Cuando la semilla se abre sale la radícula, que posteriormente se convertirá en raíz. Y de ahí vendrán los cotiledones que crecerán con el tallo principal buscando la luz, y se desprenderá de la semilla adosada a los cotiledones.

Al cabo de unos días, a los cotiledones le acompañan unas primeras hojas, a la vez las raíces crecen extendiéndose por el sustrato en busca de nutrientes y agua. Hay que prestar atención en no pasarse con el riego en este estado de la planta.

Antes de ser trasplantadas
Antes de ser trasplantadas

Fase de crecimiento

Con las raíces fuertes, el crecimiento de la planta se dispara, y entra en su fase de crecimiento o vegetativo. Produciendo clorofila, siempre lo que le permita la luz, los nutrientes y el agua que le proporcionemos.

Fase de floración

En esta fase las horas de la luz comienzan a disminuir y necesita unos parámetros estables de temperatura que no sobrepasen una diferencia de los 5ºC.  la floración arranca cuando el fotoperiodo pasa de 18 horas de luz a las 12 horas. Por su parte, la humedad para del 65% al 50%. En este período la necesidad de agua de la planta es menor, por ello, un riego adecuado durante la floración aumenta el desarrollo de la planta y la consecuente mayor producción de cogollos llenos de resina.

El ciclo de vida de la planta de cannabis es muy amplio. No sólo depende de la variedad de la planta, si es Sativa o Índica, sino también de la forma de cultivo y el sitio dónde lo efectuemos.

Si el cultivo es en exterior entra en juego varios factores como la climatología y la luz del sol. En el hemisferio norte comienza sobre finales de marzo, principios de abril. La luz del sol ya comienza a ser más fuerte, y el clima comienza a ser más templado.

En cultivos indoor, es que podemos cultivar en cualquier momento del año y así podemos obtener más cosechas y abundantes.

Necesidades lumínicas:

Período crecimiento: 18 horas de luz, 6h oscuridad

Período floración: 12 horas de luz, 12h oscuridad

Uno de los consejos que nos da Adryc Manëllsson es que vayamos rotando las plantas en el cultivo indoor para que todas reciban a lo largo de su vida la misma cantidad de luz.

Esto es un extracto del artículo original que escribió Adryc Manëllsson en cannabis.es, si quieres consultar su versión original, lo puedes hacer completamente en cannabis.es

Deja un comentario