La fiebre del oro tiene color verde de cannabis

La venta legal de marihuana en Estados Unidos podría derivar en negocios multimillonarios y en la aparición de cientos de empresas

Hay quiénes llaman a este fenómeno la nueva fiebre del oro verde

Fuente:  Hannes Breustedt / Tiempo

La industria de la marihuana no deja de crecer en Estados Unidos. El potencial es enorme y cada vez más estados la legalizan para fines médicos. Los inversores entran cada vez más en este mercado y se habla incluso de la próxima fiebre del oro.

El rapero Snoop Dogg asegura que ha fumado esta sustancia incluso en la Casa Blanca. Sea cierto o no, el hecho de que Barack Obama invite al cantante muestra cómo esta droga está cada vez más aceptada en la sociedad.

El rapero Snoop Dogg
El rapero Snoop Dogg

Snoop es un consumidor habitual declarado de cannabis y logró sus primeros éxitos en la música gracias a su participación en el exitoso disco The Cronic, de Dr. Dre. En jerga Chronic es la palabra que se utiliza para la mejor droga que se puede encontrar en el mercado. Hoy, ambos raperos son empresarios de éxito y Snoop sigue apostando por la marihuana. Trabaja con la floreciente start up Grenco Science, de California, que vende cigarros electrónicos para cannabis, el llamado Vaporizer. Esta empresa es representativa de todo un sector en alza que atrae cada vez a más empresarios, frikis de la tecnología, inversores profesionales y en capital de riesgo.

Este auge es posible gracias a la creciente legalización de esta sustancia en Estados Unidos: por el momento, ya está permitida en 23 estados. Solo para fines médicos, eso sí, aunque ahí reside un millonario mercado con un gran potencial de crecimiento.

“Este año, el volumen de ventas podría crecer un 63,1 por ciento, hasta los 2.600 millones de dólares (unos 1.900 millones de euros)”, explica David Yang, analista en IBISWorld. Según los pronósticos, el mercado podría crecer hasta los 10.000 millones de dólares de aquí a 2018.

Ante estas expectativas, no sorprende que surjan como setas pequeñas empresas que pretenden sacar partido del boom de la marihuana. Para lograrlo es necesario un poco de creatividad.  FunkSac, una empresa de Denver, se ha especializado, por ejemplo, en bolsas de plástico difíciles de abrir para los niños y que no dejan traspasar el olor. En Palo Alto, Potbotics pretende aunar la biotecnología y el cannabis, mientras que desde Los Ángeles, Speed Weed ha optado por un clásico: el reparto a domicilio.

Fiebre del Oro Verde
Fiebre del Oro Verde

Los inversores invierten millones en este tipo de compañías y hasta importantes publicaciones especializadas les dedican artículos. La empresa de inversiones Poseidon Asset Management, de San Francisco, lanzó a principios de año el primer hedge fund centrado en la industria de la marihuana. Y, casi a la vez, comenzó a funcionar el High Times Growth Fund, con 300 millones de dólares y el objetivo de impulsar el sector. Tras él está el fundador de una revista sobre el cultivo de marihuana, que asegura haberse rodeado de expertos legales y financieros.

Entre los más beneficiados está el fisco estadounidense. Gracias al aumento de las ventas de marihuana legal, el estado de Colorado recaudó más de 20 millones de dólares adicionales en impuestos en la primera mitad de este año. Y es que a la tasa del 2,9 por ciento a las ventas se le ha añadido otro 10 por ciento en el caso de la tiendas de marihuana.

Deja un comentario