Lavado de raíces de marihuana. Cómo hacerlo

El lavado de raíces influye en una buena cosecha

El lavado de raíces de marihuana constituye una de la fases previas al corte y secado de tu planta y consiste en retirar el exceso de nutrientes que el sustrato ha absorbido durante el cultivo. Se trata de una tarea fácil, pero OJO, puede marcar la diferencia entre una buena o mala cosecha. Te enseñamos cómo hacer un buen lavado de raíces de marihuana para que disfrutes de todo su sabor.

 

lavado de raíces de marihuana
Imagen: La Juana Growshop

Por qué lavar tus raíces de marihuana

Seguro que alguna vez te has visto en la situación. Te dispones a dar las primeras caladas a tu marihuana recién cosechada. Pero de repente te das cuenta de que eso no hay nadie que se lo fume. Y lo peor de todo, tienes la sensación de que al pasar por tu garganta te raspe. Esto es debido a que no has lavado las raíces de marihuana y no has eliminado los nutrientes y minerales acumulados en el sustrato. De ahí que sea tan importante el lavado de raíces de cannabis y mejorar la calidad de los cogollos. Y es que cuando los nutrientes se eliminan del sustrato, la marihuana es forzada a consumir el alimento residual que todavía se encuentra en la planta.

 

lavado de raíces de marihuana
Calamity Jane
lavado de raíces de marihuana
Kraken en tierra madre

 

Cómo lograr un correcto lavado de raíces de marihuana

Procederemos al lavado de raíces de marihuana dos semanas antes de la cosecha, después de ver que un 75% de los pistilos de tu planta tienen color marrón. Así, dependiendo de la variedad de cannabis que estés cultivando, tendrás que controlar la madurez de los pistilos las  últimas semanas de floración.

El proceso de lavado es muy fácil. Tan sólo necesitas agua del grifo, concretamente el triple de agua de la capacidad de la maceta. En tierra madre, el lavado de raíces de marihuana puede resultar una tarea más complicada.Esto es  porque no tenemos tanta capacidad de control del agua como tenemos al hacerlo en maceta.

No olvides controlar el nivel de pH. La marihuana necesita un pH entre 6,2 y 7, siempre según en el estado en el que se encuentre la planta. Es decir, si está en crecimiento o floración. El agua del grifo tiene un pH inapropiado para los cultivos de cannabis, ya que los baremos están entre los 7 y 8,5.  Un nivel elevado de pH deriva en faltas de Hierro y Manganesco. Y por otro lado, un nivel bajo genera carencias de Fósforo, Calcio, Magnesio. Para corregir los niveles puedes hacerlo ayudándote de medidores de pH que podrás encontrar en grow shop y/o tiendas especializadas.

Una de las maneras más cómodas para el lavado de raíces  de marihuana es hacerlo en la ducha. Habrás terminado al observar que el agua ya no sale sucia. Será entonces cuando hayas eliminado los minerales y restos de abonos. Recuerda que Top Crop pone a tu disposición una gran variedad de fertilizantes orgánicos para una excelente cosecha.

Cuéntanos qué tal se te ha dado el lavado de raíces de tu planta de marihuana. ¿Has tenido algún incidente o ha sido todo coser y cantar?

Deja un comentario