Buddha Seeds presenta su nueva variedad Morpheus en Cannafest

Morpheus destaca por su proporción en cannabinoides 1:1

Un año más, Buddha Seeds acude puntual a la cita con una de las ferias más importantes del sector cannábico en Europa: Cannafest, que este año llega a su novena edición. El evento se celebrará en Praga del 2 al 4 de noviembre en PVA EXPO PRAHA Letňany. Cannafest reúne a los profesionales del cannabis, entre grow shop, growers e importadores. Más de 260 expositores de 26 países entre los que estaremos presentando nuestras variedades de semillas y últimas novedades.

La nueva variedad Morpheus se presentará en Cannafest 2018.

Morpheus aterriza en Cannafest

Cannafest será el escenario perfecto para la presentación de la nueva variedad no autofloreciente de Buddha Seeds: Morpheus. Esta variedad es un híbrido de predominancia índica. Gracias a su alto contenido en CBD, Morpheus tiene propiedades terapéuticas relajantes y calmantes.

En esta ocasión, Buddha Seeds ha dirigido sus esfuerzos en estabilizar los ratios de THC y CBD en una proporción 1:1 superior al 20% de cannabinoides totales. Morpheus desembarca en Cannafest dispuesta a satisfacer las exigencias del consumidor contemporáneo que desea obtener importantes producciones junto a elevados porcentajes de THC y CBD.

El resultado es una placentera experiencia onírica haciendo honor a la expresión de la mitología griega “estar en brazos de Morfeo”, dios de los sueños. Morpheus espera cumplir las expectativas y no dejar indiferente a los asistentes de la presente edición de Cannafest.

Morpheus es una muestra de la apuesta de Buddha Seeds por continuar trabajando en variedades ricas en CBD, como ya lo hizo en su anterior novedad Medikit, tanto en versión no autofloreciente como autofloreciente. Se trata de una variedad rica en CBD que ronda el 20% y apenas contiene un 1% de THC.

Medikit tiene valiosas propiedades terapéuticas y medicinales, perfecta para relajarse y con un controlado efecto psicoactivo. Esta variedad no sólo destaca por su alta concentración de CBD, sino también por su elevado nivel de terpenos aromáticos. Esto es algo inaudito en este tipo de variedades CBD, generalmente con un sabor menos agradable.

 

Magnum, la preferida de Buddha Seeds por los checos

Según un estudio de European Monitoring Centre for Drugs and Drug Addiction (EMCDDA), un 19,4% de la población checa en edades comprendidas entre 15-34 años ha consumido cannabis en el último año. Los checos se encuentran entre los consumidores más importantes de cannabis en Europa, por detrás de Francia y España.

Buddha Seeds goza de un excelente posicionamiento en el país y presume de contar con los principales distribuidores de cannabis. Esto es, tanto del sector semillas como del grow supply. Si hay una variedad altamente apreciada por los checos esa es Magnum, autoflorenciente híbrida con predominancia sativa. Tanto es así, que las ventas de esta variedad se dispararon hasta un 60% en el último año.

 

Situación legal del cannabis en la República Checa

Por lo general, la República Checa alardea de ser un país con una actitud muy liberal y tolerante hacia el cannabis. Desde 1998 se celebra por las calles de Praga la Million Marijuana March. Este desfile cada vez cuenta con mayor número de seguidores. Pese a contar con el respaldo de parte de la sociedad, el cannabis está totalmente prohibido con porcentaje mayor al 0,2% de THC. Esto es, tanto para consumo, venta y plantación.

La posesión de pequeñas cantidades de cannabis (hasta 9 gramos) para uso personal es un delito castigado con multas de hasta 555 euros. En el caso de la venta de marihuana, las penas son de cárcel de entre 1 y 5 años o entre 10-18 años, dependiendo de los agravantes.

La República Checa todavía está muy lejos de conseguir lo que hace poco consiguió Canadá donde la marihuana ya es legal para uso recreativo.

Por el contrario, sí está permitida la venta de semillas de cannabis, productos de cáñamo industrial, CBD y otros cannabinoides excepto el THC.

En cuanto al cannabis medicinal, la República Checa lo legalizó en 2013. El cultivo y suministro de cannabis medicinal (se requiere licencia) entró en vigor un año más tarde. Los checos pueden comprar en las farmacias sus medicamentos, aunque no está cubierto por su seguro médico. No obstante, el precio que tienen que pagar por estos fármacos es desorbitado. Es decir, se paga mucho más que en el mercado negro. Además, en las farmacias no hay stock, según nos revelan fuentes del país.

Desde Buddha Seeds seguiremos atentos para informaros de las últimas novedades sobre el cannabis. No sólo en la República Checa, sino en cualquier parte del mundo. ¡Nos vemos en Cannafest!

Deja un comentario