Cómo actuar frente a la mosca blanca

Probablemente todo cultivador ha tenido la experiencia de conocer esta plaga, pero a los más principiantes les resultará útil este breve artículo para ampliar sus conocimientos.

Conocer al enemigo

Existen diferentes variedades de mosca blanca, pero la más habitual en los cultivos de marihuana es la Trialeurodes Vaporiorum. Suele invadir los cultivos de interior, o los cultivos de exterior en climas cálidos.

Como mínimo, en exterior suelen darse cuatro generaciones al año. En interior, donde el ambiente está más controlado, pueden llegar a tener hasta 12 generaciones al año, es decir una generación al mes.

Mosca blanca
Mosca blanca

Los adultos hacen su puesta de huevos en el envés de las hojas, por lo que es importante revisar las plantas del cultivo, y siempre estaremos a tiempo para poder actuar en caso de que detectemos cualquier tipo de plaga. Hay que tener en cuenta que el factor tiempo es fundamental en la lucha de cualquier plaga.

Las hembras de mosca blanca (adulta) son de 1 mm o 1,5 mm aproximadamente. Los huevos de mosca blanca tienen aspecto ovalado, de unos 0.25 mm, y se detectan fácilmente mirando el envés de las hojas, o al agitar la planta, ya que salen volando pequeñas y diminutas mosquitas blancas.

A modo orientativo, la cantidad de huevos está entre 180 y 200, y su color pasa de blanco a amarillento. Atraviesa 4 estados larvarios en un tiempo estimado de un mes.

Fase 1: La larva tiene un tamaño aproximado de 0.25 mm y clava su aparato bucal en el tejido de la hoja para nutrirse de la savia.

Fase 2: Alcanza un tamaño que ronda los 0.4 mm y ya se aprecia la aparición de sus patas.

Fase 3: La larva es de aspecto transparente y de unos  0.5 mm.

Fase 4: Se desarrollan sus órganos y alas. Echan a volar de inmediato.

Es importante saber que la mosca blanca es capaz de trasmitir enfermedades víricas a nuestra querida planta, ya que tanto su aparato bucal como sus excrementos producen el desarrollo de hongos y virus.

Hojas infectadas por mosca blanca
Hojas infectadas por mosca blanca

A temperaturas inferiores a 15ºC o superiores a 30ºC, los huevos no llegan eclosionar. La temperatura ideal para esta plaga se encuadra en torno a los 20º C y 25ºC, por lo que encuentra su clima ideal en los cultivos de marihuana.

En una fase posterior a la del reconocimiento de la plaga, aparecerán las primeras manchas circulares en la hoja, lo que supone que las larvas ya han empezado a alimentarse.

Este daño apreciable lo causa la mosca blanca al ingerir la savia gracias a su fino estilete. Si la planta sufre un ataque fuerte, puede llegar a perder su función fotosintética.

Prevenir mejor que curar

En interior

Unos buenos filtros, que puedes realizar con un poco de tela de media en la entrada del aire (intractor), te ayudarán a evitar la entrada de bichitos indeseables.

En interior y exterior

* El uso del aceite de neem como preventivo suele ir bastante bien y es uno de los insecticidas ecológicos más usados por su alto poder preventivo. Puede aplicarse tanto pulverizado sobre la planta, como diluido en el agua del riego (insecticida sistémico). Con esto, se logra mejorar la resistencia de la planta frente a hongos y plagas.

*  Las tiras adhesivas de color amarillo chillón, atraen a la mosca blanca. Si tienes sospechas, instala unas cuantas en tu cultivo, y después sólo tendrás que observarlas de vez en cuando. Debemos tener en cuenta que en exterior estas tiras pueden llamar a más insectos, por lo que debemos colocarlas entre las ramas de la planta, para evitar que atraigan a otros insectos no dañinos para la marihuana.


Tengo mosca blanca, ¿qué hago?

Lo más efectivo para controlar esta plaga es hacerlo a través de la lucha biológica.

Uno de los mejores depredadores de la mosca blanca es el Amblyseius swirskii, que tiene entre su dieta tanto los huevos de estas moscas, como el trips, la araña roja, o las larvas de estas tres plagas.

Amblyseius swirskii
Amblyseius swirskii

La aplicación de estos depredadores es sencilla: basta con colgar un sobre de estos bichos en la parte baja de cada planta, en caso de cultivo exterior; o si tu cultivo es interior, te bastará con introducir una bolsita por metro cuadrado.

Prevención mosca
Prevención mosca blanca

Hay que advertir que si la planta está en floración, los tricomas impedirán la movilidad a estos depredadores.

Quizá te estés preguntando cómo adquirir este remedio biológico. Puedes consultar los distribuidores de diferentes países en:  http://www.koppert.es/distribucion/

Como remedios caseros, quizás más asequibles para los cultivadores medios, recomendamos esta fórmula.

EN FLORACIÓN

  • 1 litro de agua
  • 2 cucharadas de jabón neutro de manos
  • 3 colillas de cigarro
  • 1 cucharada de alcohol (de farmacia)

El jabón para las manos, puedes licuarlo perfectamente con un rallador de cocina.

Las tres colillas ponlas en un vaso de agua durante 24 horas, cuela esa agua y añádelo al litro de agua, junto con la cucharada de alcohol y el jabón neutro.

Pulveriza sobre las plantas cada dos o tres días, sobre todo por el envés de las hojas.

A continuación, vamos a exponeros una serie de contra-ataques para eliminar esta plaga.

ACEITE DE NEEM (Azadiracta indica)

El aceite de neem es rico en distintas materias activas: azadirachtín, salamín, melantriol nimbidín, nimbín, betistotero, azadirachtionol, ácidos grasas, 7-deacetyl flavonoids, vepaol limonoid, deacetyl 17, hidrx y azadiradione.

Aplicación

– Se puede utilizar con cualquier equipo de fumigación: terrestre, aéreo o por germinación, usando agua en abundancia para cubrir el follaje, asegurando una buena aplicación en los cultivos.

– Se recomienda aplicarlo con un pH de caldo que esté entre 6 y 6,5.

– Puede ser mezclado con insecticidas rutinarios, siempre que el pH, no exceda de 7.

AJO (Allium sativum)

Composición

Definición química: 100% extracto de ajo obtenido mediante maceración y prensado de bulbos de ajo esterilizado para prolongar la vida del mismo.

Ingredientes activos: Alina, alieina, cicloide de alitina y disulfato de dialil.

Descripción

Planta perenne de la familia Liliácea con propiedades de repelente, bactericida, fungicida e insecticida. La decocción de sus bulbos es eficaz contra larvas masticadoras e insectos chupadores, como pulgones.

Actúa por ingestión, causando ciertos trastornos digestivos, que hacen que el insecto deje de alimentarse.

Es un eficaz repelente de pájaros y plagas de insectos, y un sistémico de alto espectro, que es absorbido por el sistema vascular de la planta. El cambio de olor natural de la planta evita el ataque de las plagas.

El extracto de ajo es completamente biodegradable, y no modifica el olor y sabor de frutas, vegetales, o de cualquier cultivo donde se aplique. El olor a ajo en el entorno desaparece en unos minutos después de la aplicación.

Deja un comentario