Cómo actuar frente a la mosca blanca

Características

Eficacia 100% contra la mosca blanca, la araña roja, el trips, la cochinilla y el pulgón.
Aplicación en cultivo de hortalizas, frutales y plantas ornamentales bajo plástico y aire libre.

El tratamiento con oleatbio es totalmente biológico y no tóxico, no existe posibilidad de intoxicación ni para las personas que lo aplican, ni para los seres que puedan comer cualquier fruta, hortaliza o planta tratada, y tampoco produce residuos tóxicos. No provoca ningún cambio biológico ni en el aspecto ni en la forma de los frutos.

Tiempo de seguridad nulo

El tratamiento con ajo de las plantas, hortalizas o frutas, no conlleva consecuencias tóxicas aunque sea ingerido o consumido inmediatamente después del tratamiento.

Al tener un efecto de funcionamiento mecánico, destruye la capa protectora del insecto, aunque no por medio de flancos genéticos como los insecticidas químicos actuales. Esto impide que los insectos desarrollen sus resistencias.

Precaución

Al mezclarlo otros productos fitosanitarios puede ser necesario disminuir la dosis recomendada de estos.

Compatibilidades

No se recomienda combinarlo con productos que potencien su acción, ni con azufre.

Modo de empleo

La forma de tratamiento es la tradicional: equipos de presión alta y bajo volumen. Este producto es eficaz en estado líquido, y necesita alcanzar físicamente al insecto. Por tanto, es importante realizar el tratamiento mediante fumigación, con el fin de cubrir la totalidad de la planta tratada (mojando las hojas por las dos caras), para que el resultado sea 100% efectivo.

COLA DE CABALLO (Equisetum arvense)

Descripción y usos

La cola de caballo contiene una Saponina tóxica para los hongos llamada “Equisetonina” y Ácido silísico, que favorece la estructura de la planta. Además de estos componentes, posee también Flavonoides como “Isoquercitósido”, “Galuteolina” o “Equisetrina”. Por último, cabe destacar su riqueza en determinados ácidos orgánicos como Nicotina, Palustrina o Dimetilsulfona. Todos estos componentes hacen que la Cola de Caballo sea uno de los fungicidas más eficaces en agricultura ecológica. Incluso se le reconoce cierta acción insecticida contra pulgones y araña roja.

Modo de preparación

Se prepara una disolución con la siguiente proporción: 1 quilo de cola de caballo por 4 litros de agua y se deja macerar durante 24 horas. Este preparado debe removerse de modo regular durante 15 minutos, aunque es recomendable moverlo con especial energía en la primera fase y la última de ese periodo. La mezcla resultante se disolverá en el caldo de fumigación a razón de 5 litros del macerado por cada 200 litros de caldo.

Modo de aplicación

En fumigación por vía foliar con gota muy fina. Debe abarcar muy bien a toda la planta y no es conveniente su aplicación en horas de mucho calor ni alta incidencia solar.

Incompatibilidades

No debe mezclarse en el mismo caldo de aplicación con cobre, azufre, purín de ortiga, ni con productos que potencien su acción como el jabón potásico, aminoácidos o mojantes.

Indicaciones

Es recomendable en cultivos de hortalizas, vid y frutales para controlar el Mildiu, Phythopthora sp, Oidio, Moteado, Septoriosis, Roya, Botritis sp y Alternaria. Como preventivo, se debe utilizar este tratamiento cada 8 días en momentos de máximo riesgo (varios días consecutivos con la planta en pleno desarrollo vegetativo con elevada humedad y poco sol). Como curativo, se aplicará cada tres días durante una semana.

Recomendaciones

Para potenciar su acción como curativo se recomienda mezclar con quelato de hierro a las dosis que recomiende el fabricante.

Toxicidad

No es tóxico y tiene un uso muy reconocido en dietética, herboristería, homeopatía y medicina, tanto naturista como convencional.

No representa ningún tipo de peligro para la fauna terrestre y acuícola.

 

cartel-mosca-blanca

Deja un comentario