Cómo podar tu planta de marihuana

Poda tu planta de marihuana según tus necesidades de espacio

En el cultivo del cannabis existen diferentes tipos de podas para controlar la  altura de la planta, mejorar su rendimiento o producción e incluso organizar el cultivo de manera homogénea cuando diferentes variedades comparten un mismo espacio. Es importante seleccionar el tipo de poda según la variedad. Para ello tendremos en cuenta el tamaño de la planta y el entorno, es decir el espacio del que disponemos y las limitaciones externas al cultivo.

En este post recopilamos las técnicas de poda más habituales tanto para cultivos de de marihuana interior como exterior. En cultivos de exterior, la poda juega un papel fundamental por cuestiones de seguridad. Y es que una gran altura de nuestra planta puede atraer “miradas” no deseadas.

Poda de marihuana
Syrup en cultivo indoor

Poda de marihuana: La poda apical

Este tipo de poda es el más extendido tanto por cannabicultores expertos como por los principiantes, ya que no requiere de mucha técnica para desarrollarlo.

 

Cómo realizar una poda apical en tu planta de marihuana. Estos son los pasos a seguir:

 

  • Cortar el ápice (pico superior) de la planta mediante tijeras. Pero se debe hacer cuando la planta tenga una estatura considerable y en la etapa de crecimiento y no la de floración, pues podría causarle estrés a la planta.
  • Los cortes deben ser limpios y precisos para que la planta sufra el menor estrés posible y no le afecte a su crecimiento.
  • Las ramificaciones laterales de las plantas serán las que crecerán, ya que a partir del ápice todo quedará anulado en crecimiento vertical.

 

Esta poda es ideal para cultivos outdoor, lo que impedirá que la planta sea detectada por vecinos cotillas, o también para el indoor cuando los armarios o zonas de cultivo se queden pequeños.

Gracias a este tipo de poda, la producción queda repartida de forma homogénea en las ramas secundarias.

 

Poda de marihuana
Las diferentes podas en el cannabis. Apical y FIM.Fuente: autocultivodemarihuana.es

Poda de marihuana: La poda FIM

Sus siglas vienen del inglés “Fucked, I Missed” y según cuentan los expertos este tipo de poda nació por confusión con la poda apical.

 

Esta técnica se realiza para multiplicar los brotes principales y laterales de la planta, sin tener que renunciar a los superiores, como sí ocurre con la poda apical.

 

Consejos para realizar una poda FIM:

  • Hacer un corte en las puntas, pero sin cortar el brote entero, dejando una pequeña parte para que forme nuevos brotes que posteriormente se convertirán en flores.
  • Se recomienda podar 2/3 partes de los nuevos brotes.
  • Si se ha hecho bien el corte, en un par de días, deberían aparecer nuevas puntas.
  • En el caso de equivocarnos tendremos una poda apical.

 

Poda de marihuana
En el crecimiento es el mejor momento para la poda

Poda de marihuana: Pellizcar la marihuana

Este tipo de poda está bautizada como “crack”, ya que no requiere de ningún utensilio. Es decir, bastará únicamente con tus  dedos.

 

Esta técnica de poda consiste en pellizcar delicadamente el tallo del nudo superior de la planta con los dedos pulgar e índice hasta escuchar un pequeño ruido, el típico “crack”. Esto hará que la planta no crezca verticalmente, pero sí que lo harán las ramas laterales pareciéndose a un matorral.

 

En el lugar donde hemos pellizcado, la planta hará una pequeña cicatriz abultada y días después seguirá con su crecimiento normal. Se puede repetir la misma situación, en el siguiente nudo, en el caso que se haya formado sobre las eventuales ramas secundarias que podrían sobrepasar el ápice.

 

Poda de marihuana
Uno de los resultados tras la poda

Poda de marihuana: Super Crooping

Del inglés súper cosecha, esta técnica de poda consiste en romper ligeramente las fibras internas de las puntas de las ramificaciones principales sin llegar a romperlas.

 

Para ello, debes seguir los siguientes pasos:

  • Romper la rama haciéndola crujir, de modo que quede medio rota.
  • Pasados unos días, se habrá formado un callo en el lugar donde se produjo la rotura, por lo que terminará recuperándose.
  • Las ramas quedarán abiertas en horizontal para lograr una mayor producción de cogollos.

 

El Super Crooping se puede utilizar también para aumentar el rendimiento final o para situaciones delicadas, como por ejemplo acortar su altura en caso de que la planta en indoor esté cerca del foco y corra el riesgo de quemarse.

 

Poda de marihuana
Super Crooping. Fuente: weedwatch.com

Poda de marihuana: La poda de las partes bajas

Este tipo de poda se recomienda cuando la parte baja de la planta pierde toda la potencia Esto se produce porque la densidad foliar de muchas variedades de cannabis impide que la luz, tanto la solar como la del foco del indoor, llegue a esa zona con la energía necesaria. Esto provoca que los cogollos no desarrollen su potencia ni forma y se quedan en ‘nada’, lo que popularmente se conoce como “morralla”.

 

Por ello, la poda de estas ramas es de las más útiles porque así la planta centra toda su energía en la parte superior, que es donde sí llega esa luz solar, y por tanto se puede alcanzar esa máxima producción y concentración de cogollos.

 

¿Conoces algún otro tipo de poda de marihuana? ¿Cuál es la técnica de poda que usas de manera más habitual? Esperamos tus comentarios.

Fuente: guia de cultivo

 

 

Deja un comentario