Reflexiones de un marino amante del cannabis

Adryc Manëllson nos cuenta en esta entrada sus experiencias y anécdotas sobre el mundo de la marihuana

Hoy no voy a contaros nada nuevo solo son unas reflexiones que últimamente me vengo haciendo. Es curioso que cuanto mayores nos hacemos más recordamos los tiempos de nuestra primera juventud, ya me lo dijo mi abuelo, un hombre sabio, sin estudios que sólo de La Mar y La Vida algo sabía: El día que comiences a recordar tu niñez es que Ya eres viejo, jajjj. ¡Cuánta razón tenía! Todo ello viene a una cosa que me ronda por la cabeza…

¿Dónde están aquellas genéticas de los años 90, aquellas que hicieron a los hoy grandes bancos de semillas? Misterio e intriga…                                                                                             

Genéticas de la década de los 90

Hace unos meses cultivé dos variedades de Green House Seeds, concretamente unas White Widow y unas Great White Shark, primas de la anterior. Es una cosecha que deseaba desde hace tiempo, pues esa última en especial era mi preferida. Hoy, sin duda, es la Syrup de Buddha Seeds, ese toque que tiene siempre me recuerda a las luces del norte, jaja…Y a mi juventud. Pues después de casi tres meses de cuidados me lleve una decepción enorme. Las Great no pasaban de 1.20 metros…Y las Widow son menores aún. Y eran feminizadas, con 5 semanas de crecimiento en foco de 600 watios y con 16×8 hrs. ¿Dónde están aquellas plantas, Las Mexicana Oaxaca, Purple Thai o Afgani. Que había que podar exhaustivamente por que se torcían contra el techo de nuestro indoor..?  De nuevo, misterio e intriga.

Adryc Manëllson
Adryc Manëllson

Pongo este ejemplo como podía poner otros muchos de otros bancos. Procuro cultivar de todos, y probar sus nuevas variedades, por lo tanto no tengo nada que objetar en que cada día nos presenten con plantas nuevas, de diferentes sabores, etc…

Y mucho menos mi intención es criticar a ningún banco, sea grande o pequeño. Se que gastan gran cantidad de dinero y recursos en investigar y desarrollar nuevas variedades que día tras día nos sorprenden, es más, alabo y agradezco dichos esfuerzos. Es tan solo un toque de atención para que no olviden precisamente aquellas genéticas que los hicieron grandes.

Mis primeros contactos con el cultivo

Cultivo desde hace muchos años. Cuando estaba navegando mi esposa cuidaba  de mis cosechas y desde mi accidente a bordo de un barco hace ya casi 8 años me dedico plenamente a ello. Pero no os confundáis, para mí es una afición más que me entretiene a la vez que produce el placer de fumar una hierba Que sé cómo está cultivada y secada…Solo fumo maría de la que conozco su procedencia. Y soy un firme defensor de su cultivo ecológico, mediante abonos orgánicos y naturales. Escribo sobre este tema en la revista Yerba, así que os recomiendo leer este artículo.

Cultivo ecológico

Y volviendo al tema: Sí de verdad queréis apreciar el sabor de una variedad, sus trazas, sin nada que las enmascare pasaros al cultivo eco. Haced tan solo una cosecha utilizando productos eco, y probad después el sabor de vuestra hierba, ya me contaréis. Es verdad que mediante esta técnica los resultados finales no son tan abundantes como con un abonado tradicional mineral o químico, pero os aseguro que me lo agradeceréis.

También es verdad que cuando dominas esta técnica se pueden conseguir grandes resultados, aún recuerdo mis principios, ver la foto 2, pero con el tiempo he logrado dominarla. En las fotos 3, 4, podéis ver unas Deimos, en la 5 una Pulsar mediada su floración y en la primera una Syrup en la misma etapa. En la fotografía número 7 podéis ver un esqueje de Pulsar, unos días antes de cosechar y en la 8 unos cogollos ya secos de dos Deímos. El de la izquierda es de una planta cultivada en indoor y el de la derecha en exterior, terraza con luz de sol directa todo el día. Para muestra vale un botón. Además hoy día existen cantidad de adelantos que van de vicio en esta forma de cultivo, Foto 2. 1.

Y después de esta pequeña turrada seguiré comentándoos que fumo desde hace mucho. Mi primer porro lo fumé con 13 años, si puede llamarse porro, jaja, era una pipa echa de papel de plata, pero el de una cajetilla de tabaco de los de entonces, jajjj…no como las de ahora. Por cierto que me invitó un amigo que hoy ocupa un alto cargo en la política, y por supuesto, de legalización ni habla. Hipocresías que tiene la Vida.

Reflexiones sobre los orígenes de la marihuana

La marihuana no es de hoy, y su uso mucho menos. Desde que el hombre comenzó su andadura por el mundo el cáñamo estuvo presente. Los primitivos chamanes quemaban sus flores secas en la hoguera de las cuevas donde sus mágicas historias contaban. Hablaba a su tribu mientras esta se llenaba de su humo y efluvios que la sumían en estado propicio para ensoñaciones. Él aspiraba dicho humo, y comía mezclado con otras sustancias alucinógenas…Necesitaba soñar con dioses. Y por supuesto también utilizaban aquellas flores para preparar ungüentos calmantes, etc…                                                                                                                                    

Ciertas tribus guerreras del norte de África que luchaban al lado de Aníbal contra Roma, la noche antes de la batalla se encerraban en una cabaña dónde quemaban braseros llenos de flores secas de cáñamo. Además, hay pruebas de que la fumaban en pequeñas pipas de barro similares a los bongs actuales. Me refiero a hace más de 2150 años. Aquí, en mi tierra del norte, por aquellos tiempos, los druidas siempre tenían una planta de cáñamo plantada cerca de la entrada de sus cuevas o cabañas. Hace unos años en un enterramiento de un señor de la guerra britano encontraron unas vasijas de barro con unas marcas en firma de hoja de cinco puntas, curioso, ¿Verdad…?      

Experiencias cannábicas                                                                                     

Y dejándonos ya de historia sigo con el hilo de lo anterior. Como os dije fumo hachís desde los trece años. Soy de una familia de pescadores y marinos, de toda la vida. Y mientras unos servían en la armada real, sus hermanos se dedicaban al contrabando, otros a la pesca o el cabotaje. Y cuando yo era niño, el tabaco americano estaba de moda, así que comprenderéis que crecí en un mundo ideal para conocer de primera mano lo prohibido. Ya sabía antes de fumar mi primera vez un porro lo que era un tanganazo, jajj…así llamábamos entonces a colocarse, y su olor, pues algunos marineros la fumaban por los muelles dónde vagueábamos cuando nos corríamos las clases. Pero no conocía lamarihuana, es más cuando la conocí en Irlanda simplemente aluciné en el sentido literal de la palabra, y ya llevaba encima algún que otro colocón a las espaldas. Aquella vez sentí el viento cantar con las hojas, el trino de los pájaros al caminar por sus profundos bosques mientras intentaba comprender lo que me pasaba, jajaj,…lo dicho, me estoy volviendo viejo.

En fin, ya es la hora de despedirse, y de fumar un buen bong de Syrup a vuestra salud.

Por Adryc Manëllson. @Apez140

Un comentario sobre “Reflexiones de un marino amante del cannabis

  1. Me encantan sus artículos adryc. Cómo tu solo me gusta cultivar eco, cada vez me e dado cuenta de que luego me gusta mucho más el producto final. Aquí tienes un seguidor fiel.. siempre esperando un nuevo artículo. Nunca escribo por aquí, pero a partir de ahora dejare mis opiniones..

Deja un comentario