Abonos NPK, ¿Qué son y para qué sirven?

Abonos NPK son los macronutrientes: nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K)

Los abonos NPK son utilizados durante todo el ciclo de vida de la planta de marihuana, no obstante, según la fase varían las proporciones entre los tres nutrientes.

Si se quiere tener un cultivo sano y productivo es necesario utilizar una serie de fertilizantes NPK para cada fase del cultivo. Debido a esto, os explicaremos para que usan las plantas esos elementos durante su desarrollo.

¿Qué es un fertilizante NPK?

En primer lugar, el abono o fertilizante NPK está compuesto por tres nutrientes, considerados macroelementos primarios. Estos macronutrientes son conocidos como: nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K).

Exceso de nutrientes en planta de cannabis

Los fertilizantes o abonos NPK son de los más completos para nuestras plantas. Por lo tanto, este tipo de fertilizantes proporciona a las plantas tres de los más importantes macronutrientes para el cultivo de marihuana.

Significado NPK

En realidad, el NPK representa las siglas de los tres abonos primarios: nitrógeno, fósforo y potasio. La mayoría de los abonos está conformada por estos tres nutrientes y otros que lo complementan.

¿Cuáles son las funciones del NPK en las plantas?

  • El nitrógeno ayuda a las plantas en la producción del follaje y mantener un su color verde característico.
  • Las plantas usan el fósforo para: desarrollar el sistema radicular y para la producción de flores, frutos y semillas.
  • El potasio potencia un crecimiento rápido y ayuda a crecer tallos fuertes y robustos.

Dosis NPK

La dosis NPK recomendada viene establecida en la tabla de cultivo de cada fabricante, no obstante, suele venir especificado en el envase la cantidad a usar.

Tipos de abonos NPK

Abonos NPK según su composición:

Abonos simples: Están formulados con uno de los tres nutrientes primarios: nitrógeno, fósforo o potasio.

Fertilizantes binarios: Se basa en una combinación de dos de los nutrientes primarios.

Abono complejo NPK o terciario: Los abonos complejos NPK están compuestos por los tres elementos: nitrógeno, fósforo y potasio.

Según su estado

Sólidos: Se comercializan en forma de gránulos o microgránulos.

Líquidos: Podemos encontrar gran variedad de marcas de fertilizantes líquidos específicos para el cultivo de marihuana, como los abonos Top Crop.

¿Qué excesos existen ?

Abonos NPK según la fase de cultivo

Estimular las raíces: Se usan durante la primera etapa de vida de la planta (germinación y primeros días de vida).

Crecimiento: Son fertilizantes base para la fase vegetativa que contienen un mayor porcentaje de nitrógeno. Este tipo de abonos se usan durante toda la fase de crecimiento.

Floración: Abonos base para la fase de floración que incorporan mayor cantidad de fósforo y de potasio. Estos fertilizantes se usan durante toda la floración hasta el lavado de raíces.

Engorde de cogollos: Son unos estimuladores de la floración que permiten aumentar el volumen y peso de las flores. Los estimuladores o potenciadores (boosters) de cogollos suelen empezar a usarse desde la 5º semana de floración hasta el lavado de raíces. Cuidado si tu planta de cannabis es de genética sativa en su mayoría, ya que tendrás que esperar a usar los boosters.

Si añadimos demasiado abono, puede que, causemos un exceso y sea necesario realizar un lavado de raíces.

¿Cómo hacer abonos NPK caseros?

Nitrógeno: Recolectamos ortigas frescas y las dejamos dos semanas a remojo. Es importante remover el contenido a menudo y al final filtrarlo en botellas. El purín de ortigas es muy rico en nitrógeno.

Fósforo: Podemos emplear cenizas de madera para incorporar fósforo a nuestros sustratos.

Potasio: Podemos realizar un té de cáscaras de plátano, solo es cuestión de poner a hervir las mondas de plátano. Al finalizar colamos el resultado y lo guardamos en alguna botella.

Si quieres ampliar tus conocimientos de cómo elaborar tus propios productos caseros consulta estos consejos.

Principales síntomas de las carencias NPK

La identificación de los síntomas es complicada si es la primera vez que te sucede, por tanto, para facilitaros el cultivo os explicamos las diferentes carencias NPK que pueden mostrar nuestras plantas durante el cultivo.

Carencia de Nitrógeno en las plantas

Aquí os dejamos los principales síntomas de la carencia de nitrógeno

  1. El follaje inferior comienza a tornarse de color amarillo
  2. Las hojas van perdiendo su brillo característico
  3. El amarilleamiento de las hojas comienza a extenderse por la planta
  4. Las hojas van secándose poco a poco
  5. Van cayendo las hojas

Carencia de Fósforo en las plantas

Estos son los principales síntomas de una carencia de potasio

  1. Ralentización del desarrollo de las hojas pequeñas
  2. Tanto los tallos como los pecíolos de las hojas adquieren un color violáceo
  3. Las hojas antiguas toman forma de garra
  4. Las hojas más dañadas se necrotizan y acaban muriendo
  5. En floración no permite desarrollar correctamente a los cogollos

Carencia de Potasio en las plantas:

Los síntomas de una carencia de potasio son los siguientes:

  1. Podemos observar unas manchas como oxidadas en las hojas viejas. Poco a poco se extienden por la superficie de la hoja hasta su muerte
  2. Los tallos pierden fuerza y se debilitan, rompiéndose con suma facilidad
  3. Ralentización de la floración
  4. Clorosis en las hojas más viejas

Es muy importante aprender las dosis de abonado correctas para nuestras plantas, por consiguiente, evitaremos carencias y excesos en nuestras plantas. Si añadimos demasiado abono, puede que, causemos un exceso y sea necesario realizar un lavado de raíces. Probablemente, sea una de las partes más importantes del cultivo de cannabis. Al igual que asumir que cada genética responde de una manera distinta en la alimentación de nutrientes, por ello es positivo regular los nutrientes que tragan las plantan con medidores de electroconductividad. Para finalizar, si aparece alguna carencia durante vuestro cultivo es necesario aumentar la dosis de ese nutriente.



Deja una respuesta