Calcio y Magnesio

Cómo afecta el Calcio y el Magnesio a tus plantas

El calcio y el magnesio son dos nutrientes, entre otros tantos, que contribuyen en funciones muy importantes y críticas de las plantas. Por ello, son dos nutrientes que también debemos incluir en la alimentación de nuestras plantas.

El calcio tiene como misión mantener la unión de las paredes celulares de las plantas. Este nutriente se mueve por la planta con el agua, generalmente a través del xilema.

El magnesio interviene en varias funciones clave en las plantas como: la formación de raíces y clorofila o la fotosíntesis.

Por todo esto, creemos que es importante enseñar a reconocer las carencias y excesos de estos dos elementos.

Carencia calcio y magnesio: Calcio (Ca)

Cuando las plantas no disponen de calcio retrasan su crecimiento vegetativo y reproductivo. Si disponen de calcio en exceso puede provocar un bloqueo nutricional, impidiendo asimilar otros nutrientes como: Potasio, Hierro, Magnesio y Manganeso.

La deficiencia de calcio suele mostrarse en las plantas por dos motivos:

  • Una baja disponibilidad de Calcio
  • Un estrés hídrico que obtiene unas tasas bajas de transpiración
Carencia de Calcio

¿Cómo reconocer carencia de calcio?

Los primeros síntomas de la carencia de calcio aparecen en las hojas y tejidos más jóvenes. Pueden deformarse las hojas más pequeñas, aparecer manchas cloróticas, hojas quebradas, crecimiento insuficiente, ralentización del sistema radicular y daños en las flores.

Si nuestra planta tiene carencia de calcio no podrá absorber otros nutrientes esenciales para si desarrollo.

¿Cuáles son los síntomas?

  1. Las hojas más jóvenes son las primeras en mostrar síntomas
  2. Ralentiza el crecimiento y desarrollo de la parte superior de la planta
  3. Ralentización en el crecimiento y desarrollo de la planta
  4. Se limita la capacidad de absorción de nutrientes de las raíces
  5. Aparición de manchas marrones amarillentas irregulares por la superficie y el borde de la hoja
  6. Desarrollo lento de las flores
  7. Disminución de la cosecha

¿Cómo solucionarla?

  • Debemos mantener un PH recomendado de entre 6.5 y 7 si cultivamos en tierra y de 5.4 a 6 en caso de cultivos hidropónicos o aeropónicos.
  • Aplicaciones foliares de calcio con un pH ligeramente más alto de 7,2. Lo aplicamos directamente sobre las hojas afectadas.
  • También realizaremos riegos de Calcio y Magnesio, subiendo en 0,2 puntos la EC inicial, durante un periodo de 5 días.
  • Si trabajamos con agua de ósmosis (sin nutrientes), añadiremos dos partes de calcio por una de magnesio, hasta alcanzar una EC de 0,3-0,4.
  • Podemos usar también los productos llamados Cal Mag, son una mezcla de calcio y magnesio, ideal para combatir esta deficiencia.

Carencia calcio y magnesio: Magnesio (Mg)

El magnesio es un nutriente móvil, por consiguiente, notaremos las primeras carencias en las hojas más viejas y la parte baja de la planta. Si la carencia avanza, continuará hasta la parte media de la planta.

Las bajas temperaturas y los sustratos ácidos pueden afectar en la asimilación del magnesio. Los suelos continuamente húmedos también pueden impedir su asimilación, por ello, es mejor dejar que seque bien la tierra antes de regar. Una buena ventilación y extracción de aire puede ayudarnos a acelerar el ciclo húmedo-seco del sustrato.

¿Cómo reconocer carencia de magnesio?

  • Vigilar la parte inferior de la planta, ya que una carencia puede existir un mes antes de que sea visible. Por eso mimo, es importante aprender a reconocerlas lo antes posibles y remediarlo.
  • Aparición de manchas amarillas y marrones de forma irregular en la parte baja y central de la planta
  • La planta adquiere un aspecto mustio y enfermizo
  • Las hojas viejas se van secando, rizando y terminan cayéndose

¿Cuáles son los síntomas?

  1. Decoloración amarilla clara en los nervios de las hojas más jóvenes, mientras que, los bordes de las hojas se mantienen verdes.
  2. Aparición de manchas marrones en las hojas
Carencia de calcio

¿Cómo solucionarlo?

  • Realizamos un pequeño riego con pH a 6,0
  • Luego realizamos una mezcla con nuestros fertilizantes habituales y un suplemento de magnesio para cannabis
  • Ajustamos el pH de la mezcla según nuestro medio de cultivo (Tierra: 6.0-6.5, coco: 6.0 e hidro: 5.5-6.0)
  • Utilizar abonos de buena calidad: existen marcas en el mercado que incluyen todos los micro y macronutrientes necesarios para el cultivo de marihuana
  • Podemos utilizar sales Epsom para proporcionar un magnesio adicional a las plantas. Para su aplicación basta con añadir una cucharadita en 4 litros de agua y regar nuestras plantas.
  • Otro producto que podemos usar para corregir las carencias de Magnesio es la dolomita. Se puede mezclar en el suelo antes de cultivo o espolvorearlo por encima.
  • Uno de los remedios más sencillos y más usados por los cultivadores son los suplementos Cal-Mag. Después de su aplicación empezaremos a notar una mejoría aproximadamente a las dos semanas.

Exceso de Calcio y Magnesio

Exceso de calcio en tus plantas

Un exceso de calcio en nuestros cultivos puede derivar en un bloqueo nutricional. Por lo tanto, impedirá la asimilación de ciertos nutrientes (potasio, hierro, magnesio y manganeso), creando nuevas carencias.

El calcio va directamente ligado a la transpiración de las plantas, sin embargo, no debemos confundir las quemaduras superficiales por exceso de calor con la carencia de calcio.

Es más habitual sufrir una carencia que un exceso de este elemento. Lo importante es estar atentos a cualquier cambio en nuestras plantas para reaccionar lo antes posible.

Exceso de magnesio

Es raro que se produzca un exceso de magnesio en nuestros cultivos. En caso de que sucediera los síntomas serían los siguientes:

  • Ralentización en el crecimiento vegetativo
  • El follaje adquiere un tono verde oscuro
  • Un exceso de magnesio puede bloquear la absorción de nitrógeno

En caso de sufrir un exceso es recomendable realizar un lavado de raíces, usando el triple de agua de la capacidad de la maceta empleada. Dejaremos de usar durante unos riegos los fertilizantes para asegurarnos de eliminar todas las sales.



Deja una respuesta