EEUU se deja seducir por el negocio de los Coffee shops

Marijuana Policy Project

Cannabis Café en Massachusetts
Cannabis Café en Massachusetts

En Massachusetts, y según un proyecto de ley que está respaldado por más de una docena de legisladores, la venta de marihuana sería regulada y pagaría impuestos como el alcohol. Este plan hará posible que los adultos de 21 años o más porten y cultiven cantidades limitadas de marihuana.

En base a esta propuesta se crearía un sistema regulado de tiendas de marihuana con licencia de venta, instalaciones de cultivo y procesamiento, e instalaciones de prueba. En estos establecimientos comerciales llamados “Cannabis Café” el público adulto puede comprar marihuana y productos hechos a base de ella, en compañía de otros adultos, así como consumirlos junto con otros alimentos y bebidas que no sean bebidas alcohólicas.

El proyecto de ley está siendo impulsado por el “Marijuana Policy Project”, un grupo de legisladores que planea someter el tema a referéndum en 2016 para regular y cobrar impuestos a la venta de marihuana. Esta iniciatiava está está patrocinado por dos demócratas, David Rogers de Belmont y la senadora Patricia Jehlen de Somerville, y co-patrocinado por otros 13 legisladores.

Detalles del proyecto

En su exposición de motivos el proyecto de ley indica que una justificación del mismo radica en el hecho de “reconocer que un siglo de prohibición penal no ha logrado detener la producción, distribución y uso de la marihuana, y pese a los esfuerzos sostenidos de aplicación de la ley, razonablemente no se puede esperar que se logre ese objetivo”.

El cambio propuesto buscaría “eliminar el mercado negro de la marihuana al dar licencias suficientes para la venta legal al por menor y permitir a los productores de marihuana participar dentro de un sistema legal de producción y distribución, así como suprimir razonablemente la disponibilidad de la marihuana a menores de 21 años“.

Con esta medida se espera promulgar la “Ley de Regulación y Tributación de Cannabis de 2016”, lo que signficaría derogar todas las leyes que castigan el cultivo y comercio de cannabis y el comercio por parte de personas mayores de 21 años.

Igualmente, según la sección 1 del proyecto de ley, se pretende “promover nuevas oportunidades en Massachusetts para la agricultura, la manufactura y el comercio en productos de cannabis, incluyendo el cáñamo industrial”.

Primera tienda pública de cannabis en EEUU
Primera tienda pública de cannabis en EEUU

Los primeros Coffe shops a la americana

Pero este proyecto, que será novedoso en Massachusetts, ya tiene precedente en EEUU, donde ya hay establecimientos privados dedicados a la venta terapeútica de cannabis, otros dedicados a la venta recreativa en los estados que lo permiten, e incluso hace poco abrió sus puertas el primer dispensario de marihuana público.

En el caso de la iniciativa presentada en Massachusetts se contempla la venta de marihuana en establecimientos que pueden servir también comida y bebidas no alcohólicas. No es ninguna coincidencia a raíz de las noticias que han salpicando la prensa internacional en los últimos tiempos y según las cuales el cannabis utilizado en gastronomía y bebidas es una tendencia con futuro. Aunque el consumo de marihuana siempre ha estado marcado por la controversia y la clandestinidad. parece que la alta cocina comienza a hacerle un hueco entre sus fogones. Un reportaje del ‘New York Times recoge una serie de chefs norteamericanos que están adaptando el cannabis para sus nuevas creaciones culinarias.

Cannabis gourmet, tendencia al alza

Cocina con marihuana a la carta
Cocina con marihuana a la carta

Por otra parte ya hay incluso algunas empresas dedicadas a ello de forma especializada, como Sinsemilla.es el primer servicio a la carta de los Estados Unidos que se dedica a la alta cocina utilizando la marihuana como ingrediente. Fundado en Nueva York, este “club de bajo perfil”, como se hace llamar, escoge ingredientes finos y cocina de forma “calibrada de comienzo al final”. Sinsemilla no es un restaurante al uso y no tiene una sede fija. Para poder conocer su alta cocina es necesario anotarse en una lista y recibir por correo electrónico los lugares de encuentro. Al mismo tiempo, uno puede ofrecerse como anfitrión de las cenas.

Fuente: http://www.telemundoboston.com

Deja un comentario