Resina en el cannabis. Cómo conseguir una mayor producción de resina

Si en tu próxima cosecha quieres exprimir al máximo tus cogollos y sacarles todo su potencial de resina, el siguiente post es de tu interés. No pierdas de vista algunos de los factores que están directamente relacionados en un incremento natural de la resina de cannabis, así como algunos trucos que puedes poner en práctica para obtener el tan anhelado manto blanco de tricomas.

Una de las partes más preciadas de la planta de cannabis es la resina, la cual recubre las hojas, los cogollos y las ramas de tu planta de cannabis de un color blanquecino.

resina en el cannabis
Una de las partes más preciadas de la planta de cannabis es la resina. Buddha Seeds

Los responsables de producir la resina en el cannabis son los tricomas. Los tricomas son glándulas que la planta segrega a modo de defensa. Es decir, la planta se sirve de estas glándulas para protegerse de los rayos ultravioleta, de los insectos y de cualquier agresión externa que pueda dañarla. Su función de los tricomas es la de atrapar el polen que expulsan las plantas macho y polinizar a la hembra para, de esta manera, producir las semillas.

Por otro lado, en los tricomas se almacenan los cannabinoides, como el THC, el CBD, o el CBG dos de los más conocidos, los cuales producen los efectos psicoactivos y medicinales del cannabis.

Estas glándulas generan y almacenan los terpenos, los cuales son responsables del sabor y aroma de cada planta.

Pero ¿cómo conseguir que nuestra planta de cannabis produzca más cantidad de resina? Desde Buddha Seeds te damos algunos trucos para incrementar la segregación de resina en el cannabis

Para empezar, tendremos que tener en cuenta la elección de nuestra variedad. Es decir, hay genéticas capaces de generar más cantidad de resina. Un ejemplo es Buddha White Widow, de nuestra colección Classics Buddha Seeds, Morpheus o Calamity Jane.

resina en el cannabis. Buddha Seeds
Morpheus de Buddha Seeds es una variedad muy resinosa.

Factores naturales que determinan el incremento de resina en el cannabis

Otros factores que influyen en el aumento de resina en el cannabis, además de la genética, son la temperatura, la humedad y la luz. Pero, sobre todo, debemos cuidar la alimentación de la planta.

Temperatura y humedad

Una bajada de temperaturas en las últimas 2 semanas de vida de la planta, hará que la planta se estrese y produzca más resina también, bloqueando el fósforo y produciendo antocianina. Lo ideal es mantener la planta en la temperatura más baja posible(unos 17 º), pero sin que esto afecte a su propio crecimiento y desarrollo.

En cuanto a la humedad, se recomienda un nivel por debajo del 30% (cuando los valores idóneos en floración oscilan entre 40 y 50%) con una temperatura por debajo de 26°C para que la resina no se evapore con el calor. Una temperatura nocturna entre 10-15°C fomentar la producción de tricomas.

Lo más probable es que debas usar un deshumidificador o un aire acondicionado. El deshumidificador reduce la humedad, a la vez que aumenta la temperatura emitiendo calor. El aire acondicionado baja el nivel de humedad, mientras refresca y renueva el aire. Algunos cultivadores usan ambos a la vez, para asegurar mantener los niveles óptimos de temperatura, mientras se reduce la humedad.

Luz

En cuanto a la luminaria generalmente se recomienda usar un mismo tipo de luz para todo el cultivo. Durante las 2-3 semanas previas a la cosecha, a algunos cultivadores les gusta exponer sus plantas a la luz UV-B. Esto aumenta la producción de tricomas y con ello, el aroma y la potencia general de los cogollos. Se cree que esto es debido, en una parte, a un mecanismo de defensa de las plantas para protegerse de la exposición al UV-B.

resina en el cannabis
Resina en el cannabis. Buddha Seeds

Si cultivamos en interior, tenemos diferentes opciones. Para la fase de crecimiento es recomendable una bombilla de halogenuros metálicos, mientras que para la floración se suele optar por bombillas de vapor de sodio (su luz amarillenta ayuda al desarrollo de los cogollos).

Las plantas producen numerosos tricomas para protegerse de los rayos UV-B. Con la luz de cultivo adecuada, puedes aprovechar este mecanismo.

Las luces MH producen luz UV-B igual que el sol. Normalmente solo se usan para la fase vegetativa del ciclo de vida del cannabis, pero si se usan en las semanas previas a la cosecha puede aumentar significativamente la producción de tricomas. Si tu lámpara MH tiene una cubierta de vidrio es conveniente quitarla, ya que el vidrio bloquea la luz UV-B.

También puedes optar por las luces LEDs. Aunque no suelen producir luz UV-B, su espectro de luz único hace que las plantas de marihuana produzcan más tricomas. Generalmente, su espectro de luz es mucho superior al de las luces MH o HPS. Además, la nueva generación de LEDs es más potente y rentable. La mayoría de cultivadores obtienen resultados extremadamente buenos con luces LED. Se trata de una inversión amortizable ya que tus cogollos ganarán en peso.

Riesgos con fertilizantes

Por otro lado, el alimento que reciban tus plantas durante la fase de floración también influirá en un incremento de resina. Desde Buddha Seeds creemos que una correcta alimentación rica en fósforo y potasio, junto a un desarrollo saludable de la planta durante la fase de crecimiento es indispensable para obtener buenos rendimientos en la calidad de las flores.

Por eso, te recomendamos el uso de fertilizantes ricos en azúcares e hidratos de carbono, como Top Candy de Top Crop. Este fertilizante es 100% orgánico, aumenta el peso y volumen de tus cogollos, potencia su aroma y sabor e incrementa la cantidad de resina en el cannabis.

De igual modo existen bloosters formulados explícitamente para aumentar el tamaño de las flores como Top Bud de Top Crop o Megabud de THC.

Deja una respuesta