El Damping Off en el cannabis

El Damping Off también es conocido como marchitamiento fúngico o mal del talluelo

El damping off en el cannabis es el hongo, sobre todo los primeros 15 días de vida, más común en los comienzos del cultivo. La mayoría de las veces las plantas acaban muriendo. Al ser tan jóvenes, las plántulas son mucho más vulnerables y pueden contraer cualquier enfermedad con facilidad.

Los hongos pueden atacar en todas las fases del cultivo y a cualquier parte de la planta. Por eso, es muy importante la prevención,  para evitar la aparición de hongos en nuestro jardín.

En realidad, el Damping off es una enfermedad que pueden producir diversos hongos, como: Botrytis, Esclerotinia, Fusarium y Phythium.

Si las condiciones son favorables para los hongos, estos proliferan a una velocidad asombrosa, de un día para otro podemos notar grandes daños en el cultivo.

¿Qué es el Damping off del cannabis?

El Damping off  es una enfermedad criptogámica, producida por el contagio de un hongo u otro organismo parásito. Es un hongo necrotrófico, es decir en primer lugar acaba con las células para luego absorber sus nutrientes. Son capaces de sobrevivir, permaneciendo, en estado latente para aparecer más adelante cuando las condiciones sean idóneas para su proliferación.

Esta enfermedad es conocida también como marchitamiento fúngico o mal del talluelo.

Dumping Off en el cannabis
Los efectos que causa el Dumping Off en nuestras plantas

¿Cómo reconocer el Damping off en el cannabis?

El damping off en el cannabis puede atacar las semillas cuando están germinando, reseca la semilla y radícula,  impidiendo el crecimiento. También atacan a las plantas o esquejes al poco de ser enraizados. Las primeras evidencias del Damping off aparecen en la base del tallo, brota una pequeña mancha de color blanquecina en el tallo a ras del suelo.

Se produce un bloqueo en el sistema vascular; la planta no es capaz de realizar sus funciones y acaba tumbada en el suelo debido a un estrechamiento del tallo. Lo normal es que acaben muriendo al cabo de un tiempo.

¿Cómo prevenir la aparición del Damping off en el cannabis?

Aconsejamos las siguientes medidas para evitar en vuestros cultivos el Damping Off.

  • Evitar los excesos de riego. Es decir, dejar encharcadas las plantas. Es necesario que las plantas realicen un ciclo húmedo-seco, tiene que estar la tierra seca antes de regar de nuevo. Es aconsejable el uso de una capa de arlita al fondo de las macetas. Mejorará el drenaje, evitando así el exceso de agua.
  • Falta de renovación de aire. Instalaremos un extractor, un intractor y unos ventiladores que remuevan el aire interior.
  • Una humedad relativa alta. Unas condiciones de elevada humedad pueden favorecer la aparición de hongos. Para que esto no suceda colocaremos un deshumificador.
  • Utilizar sustratos de calidad y esterilizados. El uso de sustratos universales de dudosa procedencia el resultado será ser desastroso, ya que en el interior puede llevar esporas de algún hongo u huevos de un insecto.
  • Los suelos ácidos pueden favorecer su aparición. Usando un sustrato de calidad o haciendo una remienda al terreno solucionaremos este problema. En cada riego ajustaremos el pH del agua a 6 (siendo lo idóneo en estos primeros días de cultivo).
  • Debemos evitar suelos enriquecidos con nitrógeno y usar turbas o sustratos light mix para las primeras etapas de las plantas. El exceso de fertilizado puede favorecer la aparición de hongos.
  • No usar en los primeros riegos de vida de la planta, el agua obtenida de los aires acondicionados y/o similares, ya que podría portar alguna expora.

¿Cómo combatir el Damping Off en la marihuana?

No hay ningún remedio curativo que funcione al 100%. La mejor forma de combatir es tomar todas las medidas de prevención posibles. Existe algún fungicida biólogico destinado a esta enfermedad, aunque los resultados no son positivos.

Si en algún momento detectamos el Damping Off del cannabis, lo mejor que podemos hacer es eliminar los ejemplares afectados. Gracias a ello conseguiremos que no se siga expandiéndose.

Os dejamos una serie de consejos que os pueden ser útiles:

  • Si cultivas en exterior, una técnica muy empleada es la solarización del terreno. Consiste en cubrir en épocas de calor el terreno con plásticos durante un mes, de forma que al subir la temperatura se erradiquen los agentes patógenos del suelo.
  • El rango de temperaturas debe oscilar entre los 21 y 28ºC, gracias a ello las plantas crecerán a buen ritmo y más saludables.
  • La limpieza es uno de los factores más importantes. Mantener nuestro cultivo en unas buenas condiciones es el mejor preventivo.
  • Si nos hacemos un calendario podemos programar en él todos los días que toque aplicar preventivos. También podemos añadir días de fertilización o las cosas que creamos más importantes.
  • El calendario nos puede ayudar a llevar de una forma más práctica nuestro cultivo, sin olvidarnos de todas las tareas que debemos realizar en nuestro jardín.

Acordaros que el arma más efectiva contra el Damping off del cannabis es la limpieza y una buena prevención. Esperamos que os haya aclarado más de una duda, aun así, si tenéis alguna pregunta, nos la podéis escribir más abajo, en los comentarios de este post.

Deja un comentario