La legalización de cannabis en Canadá deja problemas de abastecimiento

En Quebec las tiendas cierran 3 días debido a la escasez de marihuana

El pasado 17 de octubre entraba en vigor la legalización de cannabis en Canadá, convirtiéndose en el 2º país del mundo después de Uruguay y el 1º país del G20 en legalizar el cannabis. Ese día el ambiente que se respiraba en las calles era de auténtica euforia: consumidores de cannabis que celebraban el fin de la prohibición mientras se agolpaban a las puertas de dispensarios formando largas colas. #Happylegalization fue uno de los hashtags más populares el día de la legalización de cannabis en Canadá. Y es que los canadienses son grandes consumidores de hierba(12% de la población) y la legalización se esperaba como agua de mayo.

Las tiendas de cannabis en Canadá no dan abasto con tantos pedidos. The Globeandmail.

Igualmente, las tiendas online registraron un gran volumen de transacciones el 17 de octubre. Según la revista Cáñamo solo en Quebec hubo unas 12.000 compras en tiendas y unos 30.000 pedidos online. La gran demanda superó todas las expectativas hasta el punto que muchos comercios autorizados de cannabis se quedaron sin suministro. El portal de cannabis del gobierno de Ontario, único proveedor de marihuana, tuvo que advertir a los clientes que habría retrasos en el envío de hasta cinco días por el volumen de pedidos. Los gerentes de los dispensarios se quejan de que las autoridades canadienses tan sólo les permiten hacer un pedido semanal. Por este motivo, les resulta imposible afrontar la gran demanda, según informa Soft Secrets.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Por su parte, los principales supermercados ya han solicitado en algunas provincias canadienses permisos para vender marihuana en sus establecimientos.

Se trata de una situación que no viene de nuevo cuando un país aprueba la legalización del cannabis. Así, los problemas de abastecimiento fueron patentes en California, Uruguay y mucho antes en Colorado.

 

Persisten los problemas de abastecimiento

Un mes después, comprobamos que en Canadá todavía persisten problemas de abastecimiento y la insuficiencia de medios legales para comprar marihuana ha abocado a los consumidores al mercado negro, según un informe de The Globe and Mail. Las voces más detractoras no han tardado en utilizar este argumento a su favor para recalcar que, pese a la legalización del cannabis, el mercado negro, que manejaba unos 4.28 billones $ en 2017, no ha desaparecido

En Quebec, the société québécoise du cannabis( SQDC), que tiene el monopolio de las ventas de cannabis, ha tenido que cerrar sus tiendas tres días a la semana para gestionar su escasa oferta. En este momento, no se sabe cuándo sus productores podrán abastecer la demanda, tal y como afirma el blog de Montreal MTL. En su web de SQDC, sólo quedan tres productos en stock.

Precios desorbitados

Junto con los problemas de suministro, la otra sorpresa de los canadienses tras la legalización del cannabis ha sido los altos precios de venta de las variedades, que van desde 5,25 dólares canadienses por gramo en Quebec a los 12 dólares en Otawa y 18, 99 dólares en Saskatchewan. Estos precios, en comparación con el mercado negro (7 dólares canadienses gr.) son más altos.

Se permite fumar en el aeropuerto

La legalización del cannabis en Canadá ha comportado algunos cambios en cuanto al consumo en lugares públicos. Así el Aeropuerto Internacional de Vancouver ha habilitado un área fuera de la terminal para que los viajeros puedan fumar hierba. Además, se permite llevar en el equipaje hasta 30 gramos de cannabis.

Sin embargo, pese a que la compra y el consumo se restringe a los mayores de 19 años y varía según estados (En Ottawa, Alberta y Quebec, la edad mínima es de 18 años) Quebec planea aumentar la edad a los 21 años. En cuanto a los menores de edad, el gobierno ha mostrado especial preocupación y ha lanzado campaña una publicitaria para que no consuman: “Bajo el lema “La marihuana es legal ahora. Por favor, no fumes”, según señala The New York Times.

 ¡No llames a la policía para avisar de que están fumando marihuana!

La legalización de la marihuana en Canadá también ha traído anécdotas graciosas como la que protagonizó la policía de Toronto. Al parecer, los agentes estaban saturados de tanta llamada al 911 procedente de ciudadanos que alertaban del olor a marihuana de la casa del vecino. La policía publicó una serie de tuits para recordar que fumar en lugar público ya no es delito.

El ejemplo es clarificador. Como se puede leer: “pedir la dirección cuando te pierdes,  no es una razón para llamar al 911. Informar de que los adultos fuman porros tampoco lo es”.

Inevitablemente Canadá está en el punto de mira de muchos otros países en los que la legalización del cannabis se ha sometido a debate.

Imagen de portada: Globalnews

Deja un comentario