Ventajas y desventajas de las plantas autoflorecientes

Las plantas autoflorecientes tiene un periodo vegetativo corto, de 3 a 5 semanas

En el inicio de cada temporada, siempre cada cultivador se plantea qué sembrar si variedades fotodependientes (no autoflorecientes) o autoflorecientes, por eso a continuación os detallamos una serie de ventajas y desventajas sobre cada variedad. Y así, te resultará más fácil escoger.

Las plantas utilizan la luz como señal para desencadenar sus sistemas reproductivos. Existen plantas de día largo (que florecen cuando las noches son cortas), plantas de día corto (que florecen cuando las noches son largas) y plantas de día neutro (las cuales florecen con independencia de la longitud del día).

En la naturaleza, la marihuana y el cáñamo son, originariamente, plantas de día corto, que florecen a final del verano, cuando las noches duran más de 14 horas. Esto les permite producir semillas antes de morir debido al frío del invierno. Estas plantas se llaman “fotodependientes”, aunque mucha gente se refiere a ellas como “plantas de temporada” o “plantas no autoflorecientes”.

Algunos individuos de la especie Cannabis ruderalis, originarias de zonas de latitud septentrional, con veranos cortos e inviernos fríos y largos, presentan la peculiaridad de desencadenar su floración independientemente del fotoperiodo al que se ven sometidas. Son plantas de día neutro, conocidas por todos como “autoflorecientes”. Algunos criadores utilizaros este tipo de plantas en sus cruces, lo que produjo las primeras variedades autoflorecientes (lowryder, white dwarf) de las cuales derivan las actuales.

Calamity Jane. Planta autofloreciente de Buddha Seeds
Calamity Jane. Planta autofloreciente de Buddha Seeds

 

Ventajas de plantas autoflorecientes

  • Cultivo simple, ciclo rápido. Las plantas autoflorecientes tiene un periodo vegetativo corto, de 3 a 5 semanas, lo que permite realizar el ciclo completo en 10 o 12 semanas.
  • Tamaño contenido, plantas manejables. Las plantas autoflorecientes no suelen crecer más de un metro de altura, lo que permite un cultivo discreto incluso en balcones.
  • Resisten la contaminación lumínica. A diferencia de las plantas fotodependientes, las autoflorecientes no necesitan una oscuridad total para florecer, por lo que se pueden cultivar en aquellos lugares donde haya contaminación lumínica (farolas).
  • Permiten cultivar fuera de estación. Ya que no dependen del fotoperiodo para desencadenar la floración, las plantas autoflorecientes permiten producir varias cosechas al año. Por ejemplo, se pueden plantar en mayo para recoger en agosto.
  • Tolerancia al frío.Debido a la genética de la que parten (Cannabis ruderalis, provenientes de zonas frías de veranos cortos) las autoflorecientes tienen una mayor resistencia al frio que las plantas fotodependientes.

 

Desventajas de plantas autoflorecientes

  • Menor producción. Debido a su menor porte, las plantas autoflorecientes producen menos que las fotodependientes.
  • Menor potencia. La genética ruderalis contiene pocos cannabinoides, por lo que las autoflorecientes son en general menos potentes que las fotodependientes, aunque estos niveles aumentan en cada ciclo de cría, por lo que hoy en día podemos encontrar autos bastante potentes.
  • Menor pureza. Nunca vamos a poder cultivar una autofloreciente indica o sativa pura, siempre van a tener un porcentaje ruderalis, que marca (aunque cada vez en menor medida) su sabor.
  • No se pueden clonar, no se puede mantener madres. Las plantas autoflorecientes florecen independientemente de las horas de luz que reciban, por lo que no se les pueden mantener madres en periodo vegetativo por periodo indefinido, si no que tenemos que partir siempre desde semillas.
  • No se pueden podar. Dado su corto periodo vegetativo, las plantas autoflorecientes no responden bien a las podas.
  • No se pueden trasplantar. Cualquier estrés al que sometamos una planta autofloreciente conllevará un retraso en su crecimiento, y al ser este tan corto en este tipo de plantas, se recomienda plantarlas directamente en la maceta definitiva, para no detener su desarrollo.
Kraken planta no autofloreciente de Buddha Seeds
Kraken planta no autofloreciente de Buddha Seeds

Ventajas de plantas fotodependientes

  • Mayor producción. En cultivo exterior, las plantas autoflorecientes tienen un periodo de crecimiento de varios meses, por lo que se pueden obtener plantas mucho más grandes y productivas.
  • Mayor potencia. Al no tener ninguna influencia de la genética ruderalis, los plantas fotodependientes tienen un mayor contenido en THC que las autoflorecientes.
  • Mayor variedad. En el mercado se encuentran disponibles una mayor variedad de genéticas fotodependientes que de autoflorecientes, aunque cada vez se pueden encontrar más variedades en formato auto.
  • Se pueden clonar, se puede mantener madres. Las plantas fotodependientes se pueden clonar y mantener como madres por tiempo indefinido bajo iluminación artificial, lo que permite mantener nuestras genéticas preferidas sin tener que comprar semillas en cada cultivo.
  • Se pueden podar. Las plantas fotodependientes responden bien a la poda, lo que nos permite adecuar su tamaño a nuestro espacio de cultivo.

Desventajas de plantas fotodependientes

  • No resisten la contaminación lumínica (necesitan 12 h de oscuridad ininterrumpida para florecer). No podemos cultivar plantas fotodependientes en exterior en lugares donde el periodo oscuro no sea absoluto e ininterrumpido.

Deja un comentario