Cómo germinar semillas de cannabis

Germinar semillas de cannabis con éxito

Para germinar semillas de cannabis existen varios métodos, pero desde Buddha Seeds te recomendamos el sistema más efectivo para garantizar la germinación de las semillas de marihuana. Esto es, la germinación con papel de cocina húmedo.

Se podrían usar distintos tipos de germinación para nuestras semillas de cannabis, como es la germinación directa en tierra, pero su rango de éxito es menor por determinadas circunstancias como es la humedad del sustrato o la duda del cultivador sobre la profundidad en la que debe introducir la semilla.

El método más sencillo y efectivo para principiantes, inclusive para los más expertos en el cultivo de cannabis es la germinación de semillas de cannabis entre varias capas de papel de cocina, humedecido por nosotros mismos. Como podréis ver en el siguiente vídeo.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Debes empezar pasando las semillas a un papel de cocina fuerte y absorbente y no absorbente, evitando usar las opciones de algodón o papel higiénico, ya que la radícula puede deshacerse o enredarse. A continuación, puedes observar una secuencia de imágenes por días en el que se observa la evolución de su germinación.

Debes tener cuidado en no encharcar el papel de cocina con la pulverización. Recuerda siempre en cubrir el plato con otro por encima, para evitar que se seque.

Sitúa el plato con las semillas en un lugar oscuro y cálido no superior a los 24º c preferiblemente. Pulveriza el papel con agua cuando sea necesario durante los días que tarde el proceso de germinación.

Una vez que transcurran los primeros días, verás como empieza a asomarse la radícula (raíz) en la semilla de cannabis. No desesperes si ves que en los primeros días no ha salido completamente, ya que algunas semillas pueden tardar hasta 10/12 días.

Germianr semillas de cannabis. Radícula asoma de la semilla
Germinar semillas de cannabis. La radícula se asoma de la semilla

Una vez que la radícula haya estirado su radícula, más o menos hasta medio centímetro, podremos empezar con nuestro autocultivo.

Se introducirá con mucho cuidado la radícula en el sustrato y se cubrirá ligeramente la cascara de la semilla. ¿Cómo? Realizaremos un pequeño agujero en el sustrato para que luego con unas pinzas cuidadosamente coger la semilla de cannabis germinada y de esta forma quede la cáscara cubierta, levemente, por el sustrato. Posteriormente a esto, podremos regar con estimulante radicular, pero respetando las dosis indicadas.

Una vez que la cáscara asoma entre el sustrato, empezará el cuidado de nuestro cultivo, en el que habrá que prestar atención a la planta en los siguientes días, sobre todo para su riego.

Ya pasados 10 días
Germinar semillas de cannabis. Ya pasados 10 días