¿Cuántas plantas de cannabis caben por armario?

En indoor puede variar el número de plantas de cannabis

¿Cuántas plantas puedo poner dentro de mi armario? Esta es una de las preguntas que más nos realizan nuestros seguidores a través del blog y las redes sociales. No existe un número de plantas exacto, más bien es una cuestión sujeta a gusto del cultivador.

Por ejemplo, para un cultivo SOG (Sea Of Green) necesitamos muchas macetas de pequeño tamaño. Las plantas crecerán con tamaño reducido y de manera vertical para aprovechar el espacio y al finalizar la floración serán como pequeños bates de béisbol.

Si por otra parte, queremos realizar un cultivo SCROG (Screen Of Green) necesitamos macetas de gran tamaño. En este caso se pondrán pocos ejemplares que se cubrirán con una malla gracias a la cual se irán entrelazando las ramas horizontalmente.

Ambas técnicas (SOG y SCROG) están orientadas a una mayor optimización y aumento de nuestra cosecha. Ninguna es mejor que la otra, ya que como hemos dicho persiguen los mismos resultados: aumentar la producción.

Pongamos un ejemplo práctico. Imaginemos una lata de conservas donde podemos meter sardinas. Dependiendo del tamaño del pescado entrarán más o menos, pero al final habrá el mismo peso final. Por consiguiente, no por poner más plantas en tu cultivo, vas a obtener un resultado mejor.

Cultivo indoor Red Dwarf
Cultivo indoor Red Dwarf

¿Cuántas macetas coloco en mi armario?

Vayamos al asunto en cuestión que es saber cuántas macetas coloco en mi armario de cultivo. Para saber el número total de macetas, aplico la regla de los 100 litros por metro cuadrado. Para averiguarlo dividimos el número de litros de sustrato entre la capacidad de la maceta que vamos a usar. El resultado final es el número de macetas que podemos usar con ese volumen de tierra.

Ejemplo:

Tenemos un armario de 1,20×1,20x2m. En este armario entran 120 litros de sustrato y vamos a cultivar en macetas de 7 litros. Si dividimos el volumen de tierra entre la capacidad de la maceta (120:7= 17,142), nos dará como resultado que tenemos una capacidad aprox de unas 17 u 18 macetas en el armario.

¿Y si fuera un armario de un metro cuadrado en macetas de 11 litros?

Dividimos 100 entre 11, que nos dará 9,09 plantas / macetas para un metro cuadrado. Para saber si nos aproximamos a los 100 litros multiplicamos el número de macetas por el volumen del contenedor. Cuanto más se acerque a los 100 litros, mejor.

Relación Macetas / Volumen / 1m2
N.º Macetas Volumen macetas Espacio
142 0,7L 1M2
60 1,65L 1M2
33 3L 1M2
18 5,5L 1M2
14 7L 1M2
9 11L 1M2
5 / 6 18L 1M2

El consejo de Buddha Seeds

Desde Buddha Seeds aconsejamos utilizar una maceta final de 11 litros (para cultivo interior). De esta forma crecerán plantas grandes y robustas, y el rendimiento será superior que con otras macetas inferiores.

Esperamos que os haya quedado claro. Es una operación sencilla que nos puede simplificar mucho las cosas.

¿Qué otros factores intervienen en la capacidad de plantas de un armario?

Luz por metro cuadrado:

Vamos a poner como ejemplo el sodio (HPS), ya que sigue siendo la luminaria más común entre los cultivadores, debido a su bajo coste y alto rendimiento. Dependiendo de la potencia del balastro, cubrirá más o menos espacio.

Relación Luminaria por Espacio de Cultivo
Voltaje? Dimensiones
250 0,6×0,6 o 0,8×0,8m
400 0,8×0,8 o 1x1m
600 1×1 o 1,2×1,2m
1000 1,5×1,5m

Es muy importante comprar una luz que cubra correctamente nuestra área de cultivo, Si no las plantas espigarán por falta de luz y mermará la cosecha considerablemente.

Los cultivadores que usen “Light Rail”, pueden aumentar la superficie del cultivo, y por consiguiente también el número de plantas por foco. Con un buen reflector también se puede aumentar el área productiva de cultivo, incrementando la cosecha final.

En interior se suelen cultivar plantas de talla pequeña o mediana. Esto es debido a la penetración lumínica de la luminaria que usemos. Si dispone de una baja penetración es recomendable el uso de la técnica SOG.

Indoor de auto Medikit
Indoor de auto Medikit

¿Cuántas plantas tengo que poner dependiendo del tipo de cultivo?

Como hemos dicho existen distintos tipos de cultivos como: el cultivo tradicional, el SCROG o el SOG.

Cultivo tradicional:

En el cultivo tradicional se colocan un número determinado de plantas pero, con espacio entre ellas para que se puedan desarrollar. Si vamos a terminar en macetas de 11 litros, y de media usamos 100 litros de sustrato por metro cuadrado, pondremos 9 plantas, ya que 9×11= 99 litros de sustrato, con lo que estaríamos casi usando la totalidad.

Cultivo SCROG:

Para el cultivo en SCROG usamos pocos ejemplares para rellenar la malla, pero en macetas de un volumen mayor. Se pueden usar de una a cuatro plantas por metro cuadrado. La distribución de tierra para un metro cuadrado, sería la siguiente:

1 Planta  → 100 litros

2 plantas → 50 litros cada una

3 plantas  → 33 litros cada una

4 plantas → 25 litros cada una

Es posible que no encontremos macetas de esos volúmenes, En caso de no ser así mejor poner litros de más que de menos, ya lo decían las abuelas ¡Más vale que sobre que no que falte!

Cultivo SOG:

Para realizar un cultivo SOG colocaremos muchas macetas en un metro cuadrado. Es una técnica laboriosa a la hora de los riegos pero, ofrece unas cosechas muy abundantes. Si queremos realizar un SOG en un metro cuadrado, lo ideal es poner 36 macetas de 3 litros, porque son 108 litros que se acercan mucho a la media de los 100 litros por metro cuadrado.

La 'cola' de Red Dwarf en indoor
La ‘cola’ de Red Dwarf en indoor

Consejos:

Es importante invertir en un buen reflector. Los mejores alcanzan una reflexión del 98%. Gracias a ello se acelera el crecimiento y aumenta la cosecha. También se aumenta la superficie de cultivo. Con 600w y un reflector profesional podemos llegar a cubrir 1,5 metros cuadrados.

Para los recién iniciados es mucho más sencillo cultivar pocas plantas en maceta grande. Si os decantáis por muchas macetas pequeñas, tendréis mucho más trabajo y controles que realizar.

El uso de macetas de tela (fieltro) aumenta la oxigenación del sistema radicular, Esto facilita y acelera su desarrollo. Al producirse autorepicado, al llegar las raíces al contacto con la luz, se forma una masa radical mucho más densa y robusta.

Al final no hay un método mejor que otro. Cada cultivador tiene sus propios gustos y predilecciones y no por ello unos son mejores que otros. Con una genética potente, un sustrato de calidad y unos buenos abonos podemos obtener grandes cosechas.

Para mejorar es necesario leer, pero no solo sobre cannabis, sino de botánica en general. Podremos aprender muchas cosas que luego podremos aplicar a los cultivos de cannabis.

Esperamos que el artículo os haya resultado de gran utilidad. Si os queda alguna duda en el tintero, dejadnos un comentario aquí o en nuestras redes sociales.

 

Deja un comentario