368

¿Sexo con marihuana? Sí, gracias

“Se cuenta que una muchacha después de fumar hachís cayó en un sueño tan profundo que se la dio por muerta, siendo enterrada viva. Cuando se descubrió el error, fue exhumada y reanimada con aire fresco. Bajo el influjo de la droga, sus únicos efectos manifiestos fueron sus fuertes apetitos de amor y de alimento”

Cuentos de las Mil y una noches, 1450-1500

Las Mil y Una Noches
Las Mil y Una Noches

Este fragmento pertenece a los cuentos de las ‘Mil y una noches’, escritos hace más de siete siglos y en los que ya se hablaba de la controvertida relación entre el consumo de marihuana y la práctica de sexo.

La marihuana es un potente afrodisíaco que aumenta el placer durante el sexo, prolongando los orgasmos.

De hecho, en la India se lleva utilizando para rituales tántricos desde hace más de 3.000 años y otras culturas a lo largo y ancho del planeta han utilizado esta droga por sus efectos sobre el apetito sexual, la erección o el orgasmo.

Tantra
Tantra

¿Cómo utilizar la marihuana para mejorar el sexo?

Los efectos de la marihuana dependen mucho de la variedad (según la concentración de THC, CBD, CBN u otros cannabinoides) y de la forma de administración (no afecta igual fumada que cocinada, por ejemplo).

Se ha comprobado que tanto el coito como el cannabis nos hacen liberar oxitocina, hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal, que actúa como neurotransmisor en el cerebro. Según la sexóloga Lisa Kirkman “la marihuana en general aumenta la sensibilidad, la percepción del cuerpo y funciona como desinhibidor”.

Para el sexo, las más recomendadas son las sativas aunque cada cual debe encontrar su fórmula. Según Kirkman, “las sativas tienen la propiedad de contraer los músculos por lo que mejoran el rendimiento y tienen efectos vigorizantes”. Aun así, hay quienes apuestan por los híbridos o por fumar pequeñas cantidades de índica para disfrutar sus efectos relajantes. Tal como apunta Kirkman, las variedades puras pueden provocar efectos extremos: una sativa con THC moderado es buena para un efecto vigorizante, y en cambio para un efecto relajante vendrá muy bien una indica suave.

Kirkman recomienda algunos juegos eróticos con cannabis: uno de ellos consiste en lamer la piel de tu pareja y luego dejar caer encima de la piel húmeda la ceniza de un porro de hierba (no utilizar nunca hash porque quemaría su piel); otro juego, consiste en utilizar parafernalia cannábica “apropiada” para producir placer a la mujer.

El cannabis puedes administrarlo fumado, cocinado en una cena romántica, vaporizarlo o incluso aplicarlo en las zonas erógenas. En concreto, el THC también es conocido por ser un eficaz lubricante orgánico, “la viagra de las mujeres”. Introducirse resina o aceite de THC en la vagina da lugar a orgasmos de vértigo. De hecho, recientemente se están comercializando diferentes lubricantes a base de marihuana y las experiencias de los usuarios son muy satisfactorias.

08-01-lubrica.jpg_88717827

Desde otra vertiente, la marihuana podría actuar asimismo como lubricante social: socialmente, el cannabis puede potenciar el atractivo sexual ya que fumar es (habitualmente) una actividad compartida, e invitar a unas caladas crea una experiencia en común muy agradable, o buscar un escondite para fumar y arrancar conversaciones…

No obstante, los efectos del cannabis son variables y vienen determinados por la personalidad, complexión, intensión, ambiente y cultura del consumidor.

Marihuana como tratamiento para el sexo

La marihuana (en concreto las sativas) también se ha utilizado para curar disfunciones sexuales, como la impotencia o la baja libido. Para las neurosis, ansiedad o dolor, se puede prescribir una índica.

Expertos del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), el segundo ateneo público de México, concluyeron que en dosis bajas, los compuestos endocannabinoides estimulan la conducta sexual, pero en dosis altas la inhiben. La anandamida presente en el cannabis, también lo está en productos como el chocolate y podría considerarse como un “afrodisíaco en potencia”, pero sólo bajo una definición muy precisa del término y en dosis bajas.

Otra de las claves que apuntan los expertos está en los niveles de marihuana: en cantidades moderadas, la habilidad de comunicarte sexualmente con tu pareja puede aumentar; en niveles altos los efectos de la droga pueden abrumarte.

Beneficios del cannabis en el sexo
Beneficios del cannabis en el sexo

La mayoría de los consumidores afirman que este es un afrodisíaco, y que intensifica sus experiencias sexuales, haciendo que el sexo sea más duradero y destacan varios aspectos comunes:

  • Orgasmo prolongado y más intenso.
  • La energía fluye a través del cuerpo pasando de un miembro a otro de la pareja.
  • Las sensaciones orgásmicas se extienden por todo el cuerpo.
  • Mayor consciencia de los procesos somáticos que llevan al orgasmo

Pero también hay estudios que apuntan lo contrario. Una investigación publicada en ‘Journal of Sexual Medicine‘ analiza su uso en 8.500 hombres y mujeres australianas. Uno de las conclusiones extraídas fue un mayor número de infecciones de transmisión sexual en mujeres, quizás asociadas con el aumento de compañeros sexuales; y problemas para alcanzar el orgasmo en hombres.

Vuestra participación es importante

Quizás éste sea un buen momento para conocer las opiniones y experiencias de los seguidores de nuestro blog. ¿Habéis tenido relaciones sexuales bajo los efectos de la marihuana o hachís? ¿Qué pensáis? ¿Es inhibidora o potenciadora del placer sexual?

Información elaborada por Buddha Seeds con datos de El País, Esmás2, Dinafem y La Razón.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario